El Papanicolau es una prueba diagnóstica muy sencilla y eficaz para la detección temprana del cáncer cervicouterino u otras alteraciones de las células del cuello del útero.

Por: Dr. Gustavo Nazik Cadena Alfaro, Ginecólogo y Obstetra.

Seguramente has escuchado del papanicolau, pero no sabes qué es y mucho menos qué esperar de esta prueba. Lo que te podemos decir es que será algo que tendrás que hacer cada año como método de detección temprana de cáncer u otros padecimientos.

¿Sabías que? Esta prueba fue desarrollada por el médico griego Georgios N. Papanicolaou ¡de ahí su nombre! 

El cuello o cérvix del útero es la parte más baja de la matriz y se ubica en la parte superior de la vagina. En el cuello del útero hay un canal que conecta a la matriz con la vagina, y es por este canal por donde entran los espermatozoides y sale el sangrado menstrual.

Aunque no hay una edad establecida para comenzar con esta prueba diagnóstica, lo más recomendable es realizarla una vez al año a partir de que se comienza con la actividad sexual.

¿Qué es?

La prueba de Papanicolau consiste en la toma de una muestra de células del cuello del útero, para descartar signos de alguna anomalía. Para ello el médico ginecólogo introduce en la vagina un instrumento llamado espéculo que le ayudará a ensancharla para ver el cérvix. Posteriormente, con un hisopo, se hace un raspado que será la muestra de células que se enviarán al laboratorio para su análisis.

Sí, suena complicado y doloroso. En realidad, le tomará al doctor menos de un minuto recoger la muestra. Es un procedimiento es muy sencillo y poco invasivo.

Como algunos otros exámenes, en el momento puede ser un poco molesto. Pero no te preocupes de más, no es doloroso. Lo más importante es tener en mente los beneficios que ofrece. Con una revisión anual podrás tener una detección temprana de células que pueden desarrollarse en un cáncer en una etapa donde es perfectamente curable.

El Papanicolau se realiza habitualmente durante la consulta ginecológica anual. Si eres una mujer sexualmente activa, no debes de dejarlo. Recuerda acudir cuando no estés en tus días, no haber usado cremas anticonceptivas, lubricantes, medicamentos o duchas vaginales durante los 3 días previos.

Los resultados

Los resultados del Papanicolau suelen estar listos en menos de 2 semanas. Si han resultado negativos, usualmente el médico no se comunicará con la paciente. Si, por el contrario, el Papanicolau arrojó un resultado positivo, el médico se pondrá en contacto contigo para realizar otros estudios. Éstos pueden ser una colposcopía o una biopsia cervical.

Una vez con los resultados, programará una cita para discutir sus opciones según sea el caso.

El resultado positivo puede ir desde células anormales que por sí solas desaparecerán hasta un cáncer cérvico-uterino. Para que no pase a mayores, esta sencilla prueba una vez al año es un recurso extraordinario para detectar cualquier anomalía en etapas tempranas.

Algunas lesiones y cánceres cérvico-uterinos son resultado de la infección por virus del papiloma humano (VPH). Recuerda que es una enfermedad de trasmisión sexual que no da síntomas hasta muchos años después del contagio.

Afortunadamente, existe una vacuna disponible para prevenir los tipos que causan algunos de estos cánceres. En México, la Secretaría de Salud aplica esta vacuna. No olvides apoyarte siempre en tu médico para más información.

¡Comienza con tu cultura de prevención de la salud!