La sexualidad es un aspecto importante en tu vida y hay que mostrar hábitos saludables. Uno de los más importantes es la higiene que debes considerar siempre, y más si has decidido iniciar con tu vida sexual.

A continuación, mostramos algunos consejos:

  • La higiene de los genitales externos es tan importante como la del resto del cuerpo. El aseo diario es fundamental.
  • Recuerda que existen infecciones de los órganos genitales, que se tratan como las demás infecciones. Si sientes cambios o molestias, es momento de ir al médico.
  • Acudir al ginecólogo desde la primera menstruación. La aparición de la regla es algo natural y el uso de toallas femeninas o tampones comenzará a ser habitual.
  • Es recomendable tomar duchas o baños regulares durante la menstruación.
  • El exceso de limpieza vaginal puede ser contraproducente, ya que se destruye la flora vaginal aumentando los riesgos de infección.
  • Aunque los genitales externos tienen cierto olor, recuerda que los fuertes olores provenientes de la zona genital suelen
    denotar una infección.
  • En las relaciones sexuales, utiliza preservativos. Evitarás embarazos no deseados y posibles enfermedades de transmisión sexual.
  • Después de tener relaciones, es importante que ambos tengan un proceso de higiene. Desde toallitas húmedas hasta un baño ligero.
  • La presencia de cualquier enfermedad de transmisión sexual debe ser conocida por la pareja. Recuerda que el tratamiento en caso de infección es para los dos.

Si sigues estos consejos, tendrás una vida sexual sana.