En la actualidad, escuchamos cada vez más sobre la definición de identidad de género y la orientación sexual.

Por: Dr. Gustavo Nazik Cadena Alfaro, Ginecólogo y Obstetra.

Lo más importante es estar consciente de que tú eres mucho más que tu orientación sexual; puede que seas guapa, o simpática, tal vez una muy buena amiga que sabe escuchar, quizá seas muy buena para las matemáticas o creativa ¡o tal vez bailas fabuloso! Todas estas características no te definen, son parte de ti y lo mismo pasa con tu identidad de género.

Hablemos entonces sobre cómo entender los términos y conceptos alrededor de la identidad de género, así como la diversidad sexual

¿Qué es la orientación sexual?

La orientación sexual está relacionada con las personas que nos atraen, ya sea romántica, sexual o emocionalmente. Esta identidad por lo general se descubre alrededor de los 10 años de edad y es común que con el paso del tiempo ésta pueda cambiar, según la persona sienta atracción o deseo hacia alguien o tenga una relación con alguien. En ocasiones también puede mantenerse igual toda la vida.

Nadie más que tú puedes decidir qué identidad de género y orientación sexual te describe mejor en este momento y estás en tu derecho de cambiar las veces que quieras.

Actualmente, los especialistas mencionan las siguientes:

  • Asexualidad: Se entiende por ser asexual la persona que no siente atracción erótica hacia otros individuos. Esto no significa que no pueda entablar relaciones afectivas con otros.
  • Bisexualidad: La bisexualidad identifica a los individuos que sienten atracción erótica afectiva por personas de un género diferente al propio y/0 del mismo género. Muchas veces se confunde con la pansexualidad, la cual definiremos más adelante.
  • Heterosexualidad: Este término aplica para las personas que se sienten atraídas erótica y efectivamente por el género opuesto.
  • Homosexualidad: Las personas homosexuales sienten atracción por personas de su mismo género.
  • Lesbiandad: Con el fin de ser incluyentes, la homosexualidad se ha designado para aquella correspondiente al sexo masculino. La lesbiandad u homosexualidad femenina tiene la misma definición que la anterior pero aplica para las mujeres.
  • Pansexualidad: Por último los pansexuales se definen por ser personas que sienten atracción erótica afectiva hacia otra persona independientemente del sexo, género, identidad de género u orientación sexual.

¿Qué es la identidad de género?

La identidad de género se relaciona con quién eres, es decir, el género con el que te identificas: hombre, mujer o intergénero. La orientación sexual tiene que ver con quién quieres estar, mientras que la identidad de género se relaciona con quién eres.

Cada uno debe decidir, en libertad, si quiere definirse de alguna manera o prefiere evitarlo. A algunas personas no les gusta la idea de las etiquetas en absoluto. Algunos otros se sienten cómodos con algunas etiquetas y no con otras. Tú decides cómo quieres describirte o no hacerlo.

Si quieres conocer más sobre este tema, te recomendamos el Glosario de la diversidad sexual, de género y características sexuales de CONAPRED.

¿Cómo entender mi identidad y orientación sexual?

No todos los jóvenes saben cuál es su orientación sexual y, en ocasiones, definirla y comprenderla puede tomar años. Esto es algo normal y está bien, es parte del proceso de muchas personas que no se sienten representados por las etiquetas que se utilizan para describir las diferentes orientaciones sexuales.

Puede ser que nos cueste trabajo asumir nuestra identidad u orientación por el miedo al “qué dirán”, por prejuicios personales o por temor a la discriminación. Sólo tú encontrarás el momento y espacio adecuado para compartir quien realmente eres, sin presiones ni juicios.

Si alguna vez te preguntaste: “¿Soy lesbiana, soy gay o soy bisexual?”, créenos, no eres la primera y NO estás sola. Hablar con un amigo o familiar de confianza puede ayudarte a descubrir cuál es tu orientación sexual. Ésta describe cómo te sientes, y sólo tú sabes lo que sientes, por lo que nadie puede conocer tu orientación sexual, salvo que tú se lo digas.

Aceptar una orientación sexual distinta a la heterosexual suele ser una experiencia positiva, que ayuda a que la persona se sienta bien consigo misma y en su relación con los demás. Por el contrario, negar una parte importante de la propia vida, puede causar conflictos internos, baja autoestima y emociones como miedo o tristeza. Esto no quiere decir que sea fácil; representa un enorme desafío.

Como mencionábamos anteriormente, puedes iniciar hablando con alguien que sea de toda tu confianza y te ayude a sentirte seguro y tranquilo. Esto te puede ayudar a aclarar tus ideas y sentimientos. También es importante aceptarte tal cual eres y, si decides identificarte con una orientación diferente a la heterosexual, hacer un esfuerzo por integrar ese hecho a las características que reconoces de tu propia persona. Debes saber, sin embargo, que esto no te define.

Hoy en día, la sexualidad puede vivirse plenamente, a la luz del día y con más libertad que nunca. Aún hay mucho por hacer en términos de inclusión; sin embargo, el movimiento LGBT+ en México (LGBTTTIQA por las siglas Lesbiana, Gay, Bisexual, Travesti, Transexual, Transgénero, Intersexual, Queer y Asexual), así como en el mundo, está cobrando cada vez mayor relevancia.

En Fiore, abrazamos la diversidad y te apoyamos para cualquier duda en nuestro Consultorio en Línea.