Normalmente en esos días estamos muy sensibles y probablemente sin muchas ganas de hacer nada. Sin embargo, el ejercicio te puede ayudar a reducir el dolor menstrual. ¿Cómo?

Lo más importante es entender que la menstruación es un proceso donde nuestro cuerpo está desechando algo que no le sirve. El movimiento y la actividad puede ayudarnos a que este proceso sea más fluido. Con ello, ayudamos a nuestro cuerpo a cumplir su propósito de mejor forma, incluyendo la disminución de los cólicos.

Esto se da ya que éstos son causados por nuestro útero, el cual se contrae para sacar el endometrio a través de pulsaciones. Por lo tanto, un poco de actividad puede contribuir a que el esfuerzo sea menos intenso.

Además de esto, al hacer ejercicio, generamos endorfinas, las hormonas de la felicidad. Ellas nos ayudan a tener un sentimiento de bienestar, lo cual es perfecto para nuestro periodo.

Las mujeres que entrenan habitualmente desarrollan una mayor tolerancia al dolor. Eso permitirá que las contracciones del vientre sean menos dolorosas. Otro beneficio es que ¡sudamos! Así se disminuye la retención de líquido, eliminando la sensación de hinchazón o pesadez.

Por último. si eres de las chicas que tiene cambios de actitud muy fuertes durante su periodo, el ejercicio puede ayudarte a liberar estrés y sentirte mucho mejor.

Recuerda que deberás hacer la actividad física que te haga sentir bien. No te fuerces demasiado. Lo más importante es mantenerte activa para ayudar a tu cuerpo. Y no olvides que la protección perfecta para ti en esos días la encuentras con Fiore.

¡No lo pienses más: ponte a hacer ejercicio!