Tiempo de Lectura: 3 minutos

Seamos claros: La incontinencia no es una enfermedad. Es un síntoma mediante el cual se produce la pérdida involuntaria de orina. La incontinencia se puede presentar a cualquier edad y ¡es más común de lo que crees!

Las mujeres somos más propensas a presentarla (3 a 1 en relación con los hombres). Pero, en algunos casos, puede ser mejorada o eliminada a través de un tratamiento.

¿Tengo incontinencia?

Los síntomas de la incontinencia urinaria son:

  • No llegar al baño a tiempo.
  • Necesidad de ir al baño más de 8 veces al día a pesar de no contar con una ingesta de líquidos importante.
  • Despertar 2 o más veces durante la noche para orinar.
  • Ansiedad por orinar y alcanzar el baño rápidamente.
  • Fuga de orina al hacer esfuerzos mínimos como cargar algo, estornudar, toser, reír, etc.
  • Dolor relacionado con el llenado de la vejiga o al orinar (sin que haya infección).
  • Debilidad progresiva del chorro urinario.
  • Infecciones frecuentes de la vejiga.

Si presentas uno o dos de los síntomas ¡no te alarmes! Es buen momento para ver a tu ginecólogo de confianza para prevenir el desarrollo de una probable incontinencia.

Tipos de incontinencia

Incontinencia de esfuerzo o estrés

Causada por el debilitamiento de los músculos del suelo pélvico y los cambios de presión entre la vejiga y la uretra al cargar algo pesado, al hacer ejercicio, al reír, toser, estornudar o realizar un esfuerzo. Este tipo de incontinencia es muy común entre las mujeres y suele presentarse durante el embarazo, después del parto, en la menopausia.

Incontinencia de Urgencia

Se caracteriza por una repentina necesidad de orinar y dificultad para llegar al baño a tiempo, en estos casos el paciente es incapaz de interrumpir a voluntad el vaciado de la vejiga. Se presenta con mayor frecuencia en personas mayores y puede ser signo de infección en los riñones o en la vejiga.

Incontinencia Funcional

Consiste en una falta de coordinación entre la vejiga y los esfínteres, por lo que la micción se produce como un reflejo que no se puede reprimir, porque sucede inconscientemente. Se presenta más en personas de la tercera edad.

Incontinencia por rebosamiento o por goteo

Cuando hay pérdidas de orina constantes y en pequeñas cantidades. La causa puede ser que el músculo de la vejiga esté deficientemente activo, o la uretra obstruida lo que ocasiona un vaciamiento incompleto de la vejiga. La diabetes y ciertos medicamentos pueden causarla.

¿Qué hacer para controlarla?

  • Para prevenir o en su caso, disminuir los síntomas de la Incontinencia Urinaria se sugiere:
  • Mantener un peso saludable y una dieta balanceada.
  • Reducir el consumo de bebidas que estimulan la vejiga como café, alcohol o refrescos de dieta.
  • Evitar y combatir el estreñimiento.
  • No empujar al orinar porque la presión puede dañar los músculos del suelo pélvico.
  • Acudir al baño en cuanto se sienta la necesidad y hacerlo con frecuencia.
  • Practicar ejercicios que fortalecen el suelo pélvico, como los de Kegel.

Ejercicios de Kegel

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que sostienen los órganos pélvicos y los mantienen en la posición adecuada para funcionar correctamente. Una de las principales causas de la incontinencia urinaria es el debilitamiento del suelo pélvico; si quieres saber más sobre el suelo pélvico, checa este artículo Fiore.

Los ejercicios de Kegel fortalecen el suelo pélvico. Consisten en hacer series de contracciones de los músculos del suelo pélvico. Se pueden hacer en cualquier momento, ya sea sentada o acostada, pero siempre con la vejiga vacía.

Para hacer los ejercicios de Kegel, aprieta los músculos del suelo pélvico, y mantenlos apretados durante 10 segundos. Relaja los músculos durante 10 segundos y repite esta secuencia 10 veces.

Es importante que durante la realización de los ejercicios de Kegel respires profundamente y que te asegures de no estar apretando el abdomen o los glúteos.

Para mejores resultados, realiza esta serie de ejercicios de Kegel 3 veces al día y al cabo de unas seis semanas notarás los primeros resultados.

¿Te gustó nuetro #BlogFiore? No olvides que en Mi Salud tenemos muchísima información valiosa para ti. También te invitamos a que nos sigas en Facebook o en Instagram ¡te encantarán!