Un descanso efectivo es uno de los pilares de nuestra salud. ¡Cómo lo oyes! Para poder tener energía para el día, un buen metabolismo y una salud mental efectiva, lo más importante es descansar.

¿Sufres de insomnio? ¿Te cuesta mucho dormir? Sigue nuestros 8 consejos para poder descansar y ¡despertar totalmente repuesta!

A veces cosas tan sencillas como la temperatura del cuarto o lo que hayas cenado afectan tu poder para dormir.

Sigue estos consejos que dejamos para ti:

Dormir sola

Si tienes pareja, esto no suena atractivo pero hay formas de lograrlo. Busca un colchón que les permita tener espacio suficiente para no estar apretados o uno encima del otro. Los movimientos de tu pareja en la noche pueden ser motivo de que no concilies el sueño de manera apropiada. Recuerda: La cama es para dormir, no para trabajar o comer. Resérvala sólo para eso.

Cena ligera

Si comes alimentos muy pesados, será más difícil que puedas dormir la noche completa. Procura comer pescado, verdura, fruta y alimentos no fritos.

Cuidado con el alcohol

La idea que el alcohol provoca sueño, no es totalmente cierta. Puede crear interrupciones en el sueño y dormirás peor. Recuerda que la cafeína también puede ser un detonante de insomnio.

Fija una rutina

Busca tener un horario para levantarte y acostarte; por lo menos, de lunes a viernes. Cena y prepárate para dormir todos los días a la misma hora. Si puedes, ten horarios fijos de comida y desayuno.

Nada de deporte antes

Si haces ejercicio por la noche, recuerda que puede estimular la circulación y no te dejará descansar al 100%. El deporte a primera hora de la mañana es la mejor opción para empezar el día con energía y liberar tensiones. Si tu opción es por la noche, establece un horario de por lo menos 3 horas antes de acostarte.

Despídete de la tecnología

Debes aprender a desconectar de la tecnología antes de irte a dormir. Está comprobado que las imágenes de las pantallas luminosas en la oscuridad excitan el cerebro y pueden crear insomnio. A muchos les gusta quedarse dormidos con la tele encendida, pero lo cierto es que el ruido de ésta y la luz parpadeante, estimula el cerebro e interfiere en nuestro sueño.

Desconexión y relajación

El insomnio normalmente viene por estrés laboral o preocupaciones personales. Es estrés aumenta por no dejar de pensar en tus problemas mientras te vas a la cama y así no lograrás conciliar el sueño.

Un consejo para dejar un poco del estrés atrás es: Apunta en una libreta todos tus pendientes y pensamientos que te abruman; ya plasmados en papel sabrás que en la mañana será lo primero que tendrás que resolver.

Controla tu entorno

Busca también controlar, en medida de lo posible, la temperatura de tu cuarto. La oscuridad total ayudará, pues nuestro cuerpo biológicamente está preparado para funcionar durante el día y descansar durante la noche. En caso del ruido, puedes usar tapones o procura cerrar puertas y ventanas.

Sigue estos consejos y seguro podrás dormir mucho mejor. No olvides que para esos días, la protección de Fiore Noche es perfecta para un descanso pleno y seguro.

¡Dulces sueños!