Todas somos mamás primerizas y sentimos que el mundo se acaba cuando no sabemos qué hacer con nuestro bebé ¡es agotador!. Así que si te estás estrenando como mamá, ¡este #BlogFiore es para ti! Sigue leyendo.

Antes que nada, lo que no debes perder de vista es que eres mamá primeriza, es decir, no tienes experiencia y no debes sentirte culpable de no saber cosas. La experiencia la irás adquiriendo conforme pasen los meses con tu bebé. ¡No te exijas de más!

El nacimiento de tu bebé debe ser algo hermoso y que recuerdes siempre con mucho amor. Por ello te damos estos 7 tips básicos que te facilitarán el proceso de adaptación a esta nueva vida.

La hora del baño

El baño es un momento perfecto para poder crear un vínculo personal con tu bebé. Sólo tú y él en un ambiente cálido y de mucho contacto. Asegúrate de que el espacio sea controlado, como en una tinita, de tal forma que puedas reaccionar rápido ante cualquier eventualidad.

Ten a la mano aceite de coco o de almendras para las pompis. Aplícalo después del baño y después de cada cambio para que sea más sencilla la limpieza de esa área.

Cambio de pañal

Al momento de cambiar el pañal, lo primero será tener uno limpio a la mano junto con todos los accesorios para cambiarlo. Aceite o talco y toallitas húmedas. Coloca el pañal nuevo debajo del sucio para que el proceso sea fácil y rápido.

Recuerda que BB Tips es una excelente opción para tus pañales ya que, como Fiore, son súper cómodos y absorbentes ¡perfectos para todas las etapas de tu pequeño!.

Y  un truco bastante sencillo y útil es tener bolsas de plástico en todas partes: Desde el bolso hasta en el coche y en cada cuarto de la casa. De esa forma, podrás recoger todo rápidamente y no descuidar a tu bebé.

Medicinas

Si tu bebé necesita algún medicamento, aprovecha el chupón como herramienta dosificadora para así no forzar a tu bebé con una jeringa. Te recomendamos tomar la dosis con una jeringa de insulina (1mm) y vaciarla por el hoyito del chupón. ¡Dejarás de sentirte como mamá primeriza en un segundo!

Gases

Si tu pequeño sufre de gases, puedes ayudarle haciendo con él un ejercicio de bicicleta para que los gases salgan. Acuéstalo y alza sus piernitas y flexiónalas con movimientos circulares, como si fuera en una bicicleta. De esta forma se sentirá más cómodo y sin molestias.

La hora de dormir

Para esas noches sin dormir, puedes colocar un guante de tela o tejido con arroz y calentarlo por unos segundos en el microondas; similar a las bolsitas de cólicos que hemos visto en nuestros tips varias veces.

Esto le dará la sensación de compañía y lo hará sentirse protegido, además de que el calorcito lo reconfortará y ayudará a dormir. Así, tú podrás dormir tranquila.

 

Ropa

Los bebés crecen rapidísimo. Te recomendamos que no compres mucha ropa, pues es probable que la deje antes de que te des cuenta. Es mejor tener pocas prendas aunque las repitas seguido, que mucha ropa que probablemente sólo usará un par de veces. Cada dos meses deberás hacer limpieza de su clóset y ver qué te hará falta para los siguientes meses.

Meditación

Por último, no debes olvidarte de ti. Sabemos que tener un bebé es una gran responsabilidad y que quieres estar ahí cada segundo. Pero también necesitas recargar pilas. Busca un momento en el día para encargarlo con tu pareja o familiares por 30 minutos. Trata que no sea cerca de la hora de alguna comida o baño del bebé. Busca un espacio donde te sientas relajada y segura. Pon música bajita y cierra tus ojos. Estira tus manos hacia arriba y sostén esa posición mientras te sientas cómoda. Así, permitirás que la energía de tu alrededor te renueve y tendrás de nuevo fuerzas para seguir adelante con tus tareas diarias.