Llega la temporada navideña y con ella, el estrés de las compras, las posadas, los amigos, y además nuestros deberes diarios. Tenemos mil compromisos, regalos que comprar y además guardar la dieta durante estas semanas. Para que puedas disfrutarla al máximo, te damos unos #TipsFiore para no morir en el intento.

La cena: Crea tus propias tradiciones

En ningún lado está escrito que la cena de Navidad debe ser con romeros o bacalao. ¡No te limites! Lo importante de este festejo es reunirte con tu familia y compartir con ellos de este momento especial. Si eso significa preparar una buena pasta y tener tiempo para los tuyos ¡adelante!.

Dile no a las tarjetas de regalo

Últimamente vemos que es más común regalar tarjetas o monederos electrónicos para gastar en un almacén. De esta forma, la persona puede comprarse lo que quiere pero… ¿No crees que es un poco impersonal? La tarjeta de regalo dice “tuve que darte algo y no se me ocurrió nada más, así que ve tú y elige lo que quieras”.

Más que el valor del regalo, lo que realmente tiene un valor emocional es pensar que lo que damos es con amor y demostrando que esta persona nos importa. Recuerda que así sea un regalo para un cliente o para un amigo, no hay mayor satisfacción que dar algo que haga feliz a quien lo recibe.

Planea tus actividades navideñas

La temporada navideña hace la vida un poquito más caótica. En todos lados hay coches, gentes, fiestas. Te recomendamos que hagas un calendario con tus días de compras, tus compromisos y el tiempo que dedicarás a tus actividades habituales. Nada como una buena organización para que te dé tiempo de hacer todo.

Un buen tip es que en tus compromisos pongas horarios que no sean los de las horas pico para evitar estar atorada en el tránsito.  Sal con tiempo a donde vayas y evita ir de comprar el 24 o 25 de diciembre ¡todo estará retacado!

Sigue tus instintos para decorar tu casa

Cada casa tiene sus propias costumbres que consideran únicas y que son impensables para las revistas de decoración. Inspírate y decora como tú quieras, dale un toque único y no tengas miedo en salirte de lo “normal”.

En temporada navideña haz una buena obra

La temporada navideña es para dar y recibir amor. Encuentra una buena obra cada año y te sentirás mejor. Puedes donar croquetas a un albergue, ir a dar una comida en un asilo, recolectar juguetes para una casa infantil. Cualquiera de estas ideas hará que esos seres pasen una mejor Navidad y tú estarás satisfecha de ayudar a los que menos tienen.

Sigue estos consejos y saldrás ileso en esta temporada. ¡Felices fiestas!