Tiempo de Lectura: 2 minutos

La palabra tóxico o tóxica se describe como algo venenoso, que puede causar trastornos de salud y producir efectos perjudiciales en los seres vivos.

Cuando nos exponemos a una relación con personas tóxicas nos exponemos a daños emocionales y hasta físicos y, a veces, tenemos a alguien así más cerca de lo que deberíamos.

Las personas tóxicas son aquellas que descargan en otros sus frustraciones, negatividad y problemas en general.

Suelen ser personas en gran medida dependientes de otros, pues les resulta difícil afrontar las situaciones por sus propios medios. También suelen ser egoístas y carecen de empatía.

A veces estas personas tóxicas son muy cercanas y son parte de nuestro núcleo cercano de amistades o hasta familia.

Las personas tóxicas comparten ciertas características que podrían ser indicativas de que formas parte de una relación disfuncional.

Algunos de los rasgos que caracterizan a este tipo de personas son:

Son egoístas

Todo lo que le pasa a esa persona es lo más importante. Le da menos importancia a tus emociones y eventos.

Son hostiles

Sientes como si estuviera molesto contigo constantemente. Sientes que la persona no tiene mucha tolerancia y causa un ambiente muy tenso.

Critican todo

Critica, se burla o te hace sentir menos. Te sientes como que ‘nada es suficiente para complacer a esta persona’. Sientes que tus imperfecciones serán señaladas por él o ella.

Son controladores

Si no haces lo que la persona está recomendando, algo ‘malo’ puede ocurrir. Por ejemplo, tu pareja desea que cambies de trabajo; si tú piensas que no debes, amenaza e intenta manipular tu decisión.

Buscan ser la víctima

Intentan llamarnos la atención haciéndonos sentir que hay que rescatarlos, cuidarlos y compadecerlos.

Si identificas algunas de éstas características en tu pareja, procura hablar con él y explicar cómo te sientes. Si son varios puntos los que encuentras, es mejor que valores si realmente quieres estar con él.

Procura hacerlo antes de que la relación se vuelva agresiva y pueda llegar incluso a la violencia.