Tiempo de Lectura: 2 minutos

Actualmente estamos aprendiendo mucho de la cultura oriental, específicamente de Corea del Sur. Ahora, las rutinas y productos de belleza de los asiáticos indispensables para el cuidado de nuestra piel.

¿Sabes cómo le hacen para tener un cutis de 10? Nosotros te sugerimos seguir todas las noches una rutina de cinco pasos que, además de asear tu cutis ¡Te ayudará a descansar mejor!

Paso 1: Limpieza facial

La limpieza facial no implica lavarse con jabón y ya. De hecho esto puede ser perjudicial para tu cutis. Te recomendamos el uso de dos productos: Un aceite limpiador. Este limpiador lo aplicas en tu piel con una almohadilla de algodón. El otro producto es un limpiador base agua (te recomendamos que sea espumoso). Con otra almohadilla de algodón lo aplicas hasta que tu piel quede completamente limpia.

Paso 2: Exfoliación

Aunque el uso de los dos limpiadores te da una limpieza profunda; lo mejor es retirar todas las células muertas que hayan quedado. Estas son las responsables de esas molestas imperfecciones tales como espinillas y barros. En el mercado existen cientos de artefactos que te pueden ayudar a exfoliarte, pero si no cuentas con ellos puedes hacer una preparación a base de azúcar mascabado y miel que te ayudará a eliminar todos los residuos restantes. ¡No olvides retirarla con agua fría!

Paso 3: Suero

Los sueros cumplen con distintas funciones: Hay algunos que te ayudan a refrescar la piel, otros te ayudan a mantener la elasticidad de la misma, otros te ayudan a balancear la secreción de grasita facial. Aquí tu elección dependerá de tu tipo de piel y del objetivo que estés buscando.

Paso 4: Mascarilla de noche

Del mismo modo que con los sueros, existen distintos productos en el mercado que cumplen distintas funciones. La recomendación es igual a la del punto anterior, sin embargo no te olvides de leer las instrucciones. Hay algunas que puedes mantener toda la noche, mientras que otras deben retirarse. Si no lo haces al pie de la letra puedes generar reacciones como irritación o laceraciones.

Paso 5: Descanso

Bueno, ya terminaste toda tu rutina ¿Qué sigue? Un descanso reparador te ayudará a maximizar todos los beneficios de los productos, ya que la relajación te mantendrá radiante y libre de ojeras.

¿Qué te pareció esta rutina? Fácil ¿no? Con dedicación podrás ver los resultados en poco tiempo y gozar de un cutis que será la envidia de todas tus amigas. 😉

¿Te gustó nuestro #BlogFiore? No olvides que en nuestra sección de Lifestyle tenemos muchísima información valiosa para ti. También te invitamos a que nos sigas en Facebook o en Instagram ¡te encantarán!