Los hábitos saludables no sólo de ayudan a verte bien. El bienestar emocional se consigue con rutinas positivas ¡descubre cómo lograrlo!

Estos consejos te ayudarán a vivir más, mejor y más feliz.

1. Aliméntate bien.

Procura comer a diario alimentos de todos los grupos y elige aquellos con origen seguro y con correcto envasado y etiquetado. Nutrirte bien te aportará la energía y vitalidad física y mental que necesitas.

2. Cocina tus platos.

La comida casera es mucho más saludable que la preparada. Tómate tu tiempo en cocinar y disfruta de esta actividad probando nuevos platos y buscando la creatividad.

3. Reduce el consumo de alcohol.

El consumo de alcohol debe ser cuanto menos, mejor.

4. Haz deporte.

Hacer ejercicio moderado de forma regular es la mejor forma de asegurar el bienestar emocional.

Se recomienda una hora diaria de actividad física, 5 días a la semana, siempre adecuándola a la edad y la condición física de cada uno.

5. Genera endorfinas

La actividad física es una de las mayores generadoras de endorfinas, denominada la hormona de la felicidad. Si te quieres sentir bien y feliz, haz ejercicio físico.

Otra forma es ¡reirte! Encuentra momentos de felicidad en cada oportunidad que se te presente.

6. Evita el consumo de tóxicos.

Dejar de fumar tiene el mismo o superior efecto positivo sobre el ánimo que los antidepresivos para tratar la ansiedad.

Quienes abandonan el tabaco se muestran menos deprimidos y ansiosos y más felices que los que no lo han logrado.

7. Consumir medicamentos de forma racional.

Los fármacos siempre deben tomarse bajo supervisión de un médico y haciendo un uso racional de los mismos.

8. Cuida tu salud sexual.

Cuando mantengas relaciones sexuales, hazlo de forma segura, sin correr riesgos innecesarios.

En el caso de haber tenido una conducta de riesgo, acude al médico y si padeces una enfermedad de transmisión sexual (ETS), evita contagiarla a otros.

9. El sexo también produce endorfinas.

Al practicar sexo se liberan endorfinas, las hormonas de la felicidad, lo que hace que la persona se sienta mucho mejor anímicamente.

Las endorfinas actúan también como analgésico natural.

10. El sol, sin excesos.

Media hora diaria de exposición al sol se consigue cubrir las necesidades fisiológicas, por ejemplo, para sintetizar la vitamina D.

11. El sol nos da vitalidad.

Las radiaciones solares intervienen en el equilibrio hormonal que condiciona nuestro estado de ánimo.

Por eso, la falta de sol y de luminosidad se relacionan con falta de vitalidad, depresión y ansiedad.

12. Conducir de forma responsable.

Al volante, hay que extremar la seguridad: no tomando alcohol ni medicamentos que puedan interferir en la capacidad del conductor.

Utilizando el cinturón de seguridad y la silla de retención infantil.

13. Evita el estrés.

El estrés es uno de los grandes enemigos del bienestar emocional.

Además, cuando hay estrés se genera cortisol, una hormona que provoca numerosos inconvenientes a nivel orgánico como una bajada de defensas.

14. Descansa lo suficiente.

Cada día hay que dormir un mínimo de siete horas.

La falta de sueño provoca irritabilidad, ánimo decaído y estado depresivo, además de resultar muy nociva para la salud en general.