Tiempo de Lectura: 2 minutos

¡Ten una actitud ganadora en tu trabajo! En un post anterior hablamos sobre cómo combatir el mobbing en el trabajo, y en esta ocasión te hablaremos sobre cómo mejorar nuestra actitud en nuestro trabajo. Esto además de ayudarnos a tener un ambiente sano, beneficia nuestro estado mental.

Para ello te traemos 10 consejos que estamos seguras te servirán cotidianamente. ¿Cuántos ya practicas actualmente?

  1. Sonreír: Está científicamente comprobado que el sonreír mejora inmediatamente tu humor y te ayuda a reducir el estrés. Seguramente te preguntarás cómo. Muy fácil, sonreír produce una hormona llama oxitocina que te ayuda a controlar el estrés. ¡Y también te ayuda a verte bien!
  2. Llénate de buenas vibras y repártelas: Una de las mejores formas de sentirte bien contigo misma es hacer que los demás se sientan bien. Valora el buen trabajo de tus compañeros. Esta validación les ayudará a hacer un mejor trabajo y aligerará el ambiente en la oficina. ¡Incluso puedes hacerte de buenos amigos en donde no te imaginabas!
  3. Evita a las personas tóxicas: Si bien es importante repartir energía positiva, a veces es imposible hacerlo con todos. Es por eso que te recomendamos ampliamente evitar a esos elementos negativos.
  4. Realiza actividades que te gusten: Cosas tan simples como escuchar tu música favorita mientras o date unos minutos para meditar y respirar.
  5. Durante una conversación, piensa antes de hablar: Cuando sea estrictamente necesario caer en confrotación, mide bien tus palabras y estructura tu opinión. No seas negativa ni le restes importancia a las opiniones de los demás.
  6. Piensa en positivo: Quita de tu vocabulario los “No”. En lugar de decir “No”, piensa en otra forma en la que puedas enfrentarte a los problemas.
  7. Toma un descanso: No hay nada más satisfactorio que darte un respiro después de una extenuante sesión de trabajo. Estos breaks hacen que tu día se vaya más rápido y además puedes integrar a tus compañeros, mejorando así tu relación laboral.
  8. Date tiempo para arreglarte: Un dicho muy popular en las oficinas es: “Vístete para el trabajo que quieres” y sí hay un poco de razón. El esfuerzo que conlleva arreglarte para ir al trabajo te ayudará a sentirte segura y proyectar ese sentimiento.
  9. Se vale renunciar: Si a pesar de seguir todos estos consejos, sientes que no hay mejora en el ambiente laboral o te sientes estancada, también es válido renunciar. A veces es más fácil buscar otra oportunidad en otro lugar a vivir agobiada todos los días.
  10. No te lleves el estrés a casa: Esto es muy importante, debes aprender a separar tu hogar de tu trabajo y dejar en tu cubículo todo el estrés de ese día; mejor aún, al salir de tu trabajo tíralo en el bote de basura más cercano.

Esperamos que con estos consejos puedas hacer de tu trabajo un lugar mejor. 😉

¿Te gustó nuestro #BlogFiore? No olvides que en nuestra sección de Lifestyle tenemos muchísima información valiosa para ti. También te invitamos a que nos sigas en Facebook o en Instagram ¡te encantarán!