Autoexploración: Un hábito que salva vidas