mm
Compartir o seguir:
Facebook
Facebook
Google+
https://www.fiore.com.mx/2016/07/18/mitos-alimenticios/
Pinterest
Pinterest
Instagram

En México el exceso de peso se ve como un problema, sí, pero más estético que de salud y es por eso que los jóvenes hoy en día se preocupan más por seguir dietas que prometen una apariencia esbelta pero que son totalmente carentes de nutrientes. Si sientes que estás haciendo todo lo que te es posible para perder peso y aun así no lo logras, aquí te daré algunas pistas sobre lo que puede estar pasando en tu alimentación y estilo de vida:

Eliminas grasas: Uno de los mitos más comunes es creer que comer grasa engorda y que debemos reducirla al máximo. Aunque no lo creas las grasas buenas son vitales para el corazón y se encuentran en alimentos como el salmón, nueces, huevos, aguacates, etc., éstas aumentan la energía y le indican al cuerpo que debe quemar la grasa almacenada como combustible.

Comes poco: Esto puede sonar raro, pero en realidad si no comes lo suficiente o de pronto dejas de comer, el cuerpo entrará en un estado de alerta y comenzará a aferrarse a la grasa que tiene como reserva para poder mantenerse activo y por consecuencia subirás de peso.

Sólo comes ensaladas: No todas las ensaladas son bajas en grasa, ni tienen la característica de ser las más saludables. Lo primero que debemos tomar en cuenta es que los ingredientes que se agreguen sean totalmente naturales y que incluyan todos los nutrientes necesarios. No les agregues crutones o complementos altos en carbohidratos y evita aderezos, tipo ranch, César, mil islas, mayonesa, etc. Lo que sí puedes agregar son vinagretas, aceite de olivo, limón, hierbas finas, etc.

Haces ejercicio esporádicamente: Si has decidido comenzar a practicar una actividad, lo primero es que seas disciplinado, una vez que estás realmente comprometido, verás que por más pendientes que tengas, tu hora de ejercicio nada te la moverá. Piensa que un bienestar integral incluye hacer algún deporte al menos una hora diaria.

Comes lo que se te antoja porque haces ejercicio: ¡ERROR! Es una creencia común que por hacer ejercicio puedes entonces comer más y eso no es cierto a menos que hagas un deporte de alto rendimiento y eso te lo debe decir un experto en nutrición. Si se aumenta la ingesta calórica, entonces no va a haber ninguna mejoría en el cuerpo, pues sólo estarás recuperando lo que quemaste.

Cuida tu alimentación y no te fijes en las calorías sino en la cantidad de nutrientes que consumes por alimento. Una vez que aprendes a comer sano, te darás cuenta que no necesitas volver a hacer dietas.

Comentarios

Comments are closed.