Con la rutina del día es posible que nos sintamos con falta de energía, cansadas o saturadas y que, por lo tanto, no estemos rindiendo al 100%.

¿Qué hacer para tener más energía?

De entrada, debemos buscar poner variedad a nuestros días. Es muy común que nos aburramos de hacer lo mismo diariamente. Hay que agregar diferentes actividades y conocer gente nueva para cambiar la energía y empezar todos los días siendo positivo y alegre.

Las rutinas pueden acabar con la espontaneidad, ésto lleva a la cero energía diaria. Nada te motiva ni tienes nada que esperar para el día siguiente. Para ello, te damos 5 consejos básicos para recargarte y sentirte imparable:

¡Sal temprano de la cama!

Si te sientes cansada, una de los peores hábitos es dormir cada que puedas. Aunque parezca que estás “recuperando el sueño perdido”, la realidad es que dormir de más lo único que te trae es restarte la poca energía que te queda. En lugar de quedarte envuelto en las sábanas hasta la tarde, inicia tu día temprano, mantente ocupada durante el día y duérmete antes de la medianoche. Así recuperarás tu ciclo de sueño natural.

Aprende a ponerte horarios

La tendencia de estar “siempre conectada”, es decir, disponible para resolver cuestiones de trabajo en todo momento. Este mal hábito sólo nos ayuda a incrementar el estrés del día. El mundo no se acabará porque dejes de contestar llamadas o responder correos en los horarios de trabajo o la escuela. Atiende únicamente los asuntos urgentes y date espacio personal para hacer cosas que disfrutes.

¡Lee, lee, lee!

Entre semana difícilmente encuentras tiempo para leer cosas que no sean correos electrónicos o informes de trabajo. Así que aprovecha este tiempo libre para sumergirte en un buen libro y desconectarte del mundo por un rato. ¿Qué tal una novela de amor? ¿O un libro de misterio? Además, eso te ayudará como ejercicio mental y te mantendrá más ágil al siguiente día.

Libérate de algo que tienes “atrasado”

Sí, lo último que quieres hacer en tus ratos libres es hacer algo que tienes pendiente. Pero es probable que si le dedicas media hora a arreglar tu cajón de ropa, tus zapatos o acomodar las fotos que tienes revueltas, te ayude a despejarte del día. Además de ir avanzando en tus cosas personales, poco a poco verás como tu entorno va siendo más armónico y de energía positiva.  Quitarte penidentes “sin importancia” te dará  una sensación de liberación y, por tanto, energía renovada.

Activa tu lado “armónico”

¿Has escuchado mil veces los beneficios de la meditación, pero crees que “eso no es para ti”? Meditar es mucho más fácil de lo que crees. La finalidad de practicar esta técnica milenaria es “vaciar” la mente de todo lo que acumula durante la semana y que se traduce en estrés, dispersión y cansancio. Es una especie de borrón y cuenta nueva mental. Esto te permitirá renovarte y sentirte en armonía.

¡Qué esperas! Cambia tus hábitos y serás imparable 🙂