¿Has comenzado a considerar comenzar tu vida sexual? Antes de tomar un paso apresurado, hay cosas que debes pensar.

En la adolescencia comenzamos a tener una gran atracción hacia el sexo. Y aunque a veces sintamos que no podemos controlar nuestros instintos, la sexualidad es algo que debemos pensar con la cabeza fría.

Lo más importante es que te sientas segura de querer dar este paso. Debes ser fuerte y no ceder a la presión social o de tu pareja, debe ser algo que tú quieres.

Lo segundo que hay que considerar es analizar si tienes la madurez que te permita afrontar las posibles consecuencias de la misma, como un embarazo no deseado o enfermedades de transmisión sexual.

5 cosas que debes considerar al iniciar tu vida sexual

  1. Lo que sientes y lo que piensas. El amor es algo muy padre y divertido. Cuando tenemos nuestro pirmer novio aprendemos una nueva dinámica entre dos personas. Algo que te debe quedar claro es que el hecho de tener novio no te obliga a tener sexo. Antes de hacerlo, piensa si esa persona vale lo suficiente para ti, si sientes un cariño recíproco y sobre todo, si obtendrás una experiencia sana y respetuosa. No dejes que el cosquilleo hormonal gane en el momento y busca tener la experiencia que has soñado siempre.
  2. Infórmate. Si ya has pensado que es momento de dar el paso ¡infórmate! Puedes platicar con tus papás sobre tus inquietudes y que te orienten sobre esta decisión. Si consideras que en casa no puedes tocar el tema, busca el apoyo de un médico. Sobre todo para que aclare tus dudas sobre el sexo y la anticoncepción.
  3. Pon énfasis en tu integridad física y emocional. Para poder disfrutar de la sexualidad, ésta debe suceder en un ambiente seguro. Una pareja que te dé tu lugar, te ame y que no haga algo que no te guste, es la mejor opción.
  4. Anticonceptivos. Los anticonceptivos tienen dos objetivos principales: evitar un embarazo no deseado y protegerte contra enfermedades de transmisión sexual. Antes de comenzar a tener sexo, lo mejor será que tú y tu pareja vayan con un ginecólogo para que les indique el mejor método anticonceptivo para ustedes.
  5. ¿Estás preparada para las eventualidades? Medita sobre las posibles consecuencias que puede tener no cuidarte y si tienes una forma segura de enfrentar las consecuencias. Que el sexo no sea una angustia constante.

Una vez iniciada esta etapa es de vital importancia las revisiones periódicas con el ginecólogo, así como practicar anualmente la prueba del Papanicolaou para la prevención del Cáncer Cervicouterino.