mm
Compartir o seguir:
Facebook
Facebook
Google+
http://www.fiore.com.mx/2016/12/12/10-consejos-engordar-esta-navidad/
Pinterest
Pinterest
Instagram

La Navidad es una peligrosa temporada para mantener nuestro peso ideal. Empiezan las comidas y posadas con amigos, familiares y compromisos de trabajo. Lograr mantener nuestro peso entre tanto exceso es difícil, pero hay diversas precauciones que podemos tomar para no acabar más rechonchitas que de costumbre sin la necesidad de renunciar a los principales banquetes.

1. Empieza el día haciendo ejercicio: Hacer ejercicio ayuda a que nuestra inclinación por la comida disminuya. Procura hacer al menos 30 minutos diarios.

2. Pésate dos veces a la semana: Uno de los problemas de la Navidad es que solemos descontrolarnos y no seguimos nuestra dieta normal. Lo mejor para evitarlo es pesarse un par de veces por semana, con el objetivo de asegurarnos de que nuestro peso no se está elevando en exceso y, si así es el caso, poder controlarlo.

3. No piques entre horas: Durante estas fechas es importante saber decir que no a ciertas tentaciones. No le entres a los regalitos de la oficina como chocolates, galletitas, etc.  En definitiva, mejor guarda fuerzas para las comidas realmente importantes.

4. Ve por las verduras y los platos al horno: Trata de escoger los platillos que tengan más verduras y platos al horno. Es decir puedes comer más de lo que menos engorda y así no todos los platos estarán demasiado cargados de calorías. Tampoco es necesario hacer cantidades industriales de todo. A veces parece que si no sobra mucho es que no se ha preparado un convite en condiciones. Y esto es precisamente lo que se debe evitar, no sólo para no engordar, sino para cuidar nuestra salud y la de nuestra familia.

5. Evita ir al banquete en ayunas: A veces es común que las personas que tratan de no ganar peso durante la Navidad “reserve hambre” para las cenas, comiendo lo mínimo el resto del día. No es una buena idea. Si llegas a la cena de Nochebuena con un hambre terrible lo más probable es que acabes comiendo mucho más de lo que deberías.

6. Sé selectivo: Es mejor plantearse antes de empezar cuál va a ser el menú y seleccionar cuidadosamente qué no queremos perdernos. Una vez pensado esto, lo mejor es centrarse en el plato principal que más nos gusta, tomando menos del resto y siendo muy cuidadosos con los entrantes y los postres, que son las partes de las comidas más peligrosas y que, generalmente, tienen más calorías. Respecto a los dulces navideños, lo mejor es evitarlos por completo.

7. Cuida lo que bebes: La bebida es uno de los grandes peligros de estas fiestas. Ni que decir tiene que el alcohol es la mayor fuente de calorías, pero también son peligrosos los refrescos, cuyo consumo se dispara en las fiestas.

8.  Come despacio: No es ningún secreto: comer rápido, además de ser poco saludable, nos lleva a comer más. Concentrarse en comer despacio es la mejor manera de controlar lo que comemos y evitar los empachos.

9. Renuncia al itacate: En Navidad siempre sobra comida que se reparte en tuppers para que todos los hermanos y primos puedan repetir al día siguiente. Si sobra mucho lo más probable es que vuelvas a tener una comilona al día siguiente, y eso es precisamente lo que debes evitar.

10.  Compensa los excesos: Es necesario compensar estas comilonas con una dieta rigurosa en los días sin eventos. Lo ideal es apostar por las verduras, las ensaladas y la carne y el pescado a la plancha.

Si eres estricto en este sentido, aunque abras la mano en las grandes comidas, no sólo mantendrás tu peso, quizás incluso logres perder unos kilos.

¡Nadie dijo que mantener nuestro peso en Navidad fuera fácil!

Te invitamos a checar nuestro tablero de Pinterest para crear la mejor lista de Propósitos de Año Nuevo ¡no te la querrás perder!

 

Comentarios

Comments are closed.